Releyendo la otra noche un Vibora donde amontonabas en una doble página todos tus muebles y estampados, entre diseños italianos y cosas conocidas, pensamos lo guapo que sería mostrar todo lo que has hecho desde que aterrizaste en Valencia en el 50, hace 36 años.

Ya sabíamos que te escapaste a Barcelona con la excusa de estudiar diseño gráfico, y que te dedicaste al trapicheo de chocolate. Después fuiste a caer en un piso con Nazario, Ocaña, Montesol, y con otros y otras reputadas amistades te metiste en lo del cómic. De repente, te has convertido en un “gran” diseñador. Sabemos que has hecho de todo, pero no lo hemos visto junto más que en tus dibujos. Por esto, con esta carta, te invitamos a llenar 128 páginas del De Diseño, en nuestra primera monografía. Tú solito, sin ayudas…, pero rodeado de amigos.

Queremos que se sepa qué demonios haces: pinturas, pósters, cómics, zapatos, telas, lámparas, muebles, alfombras, esculturas, decoración, ilustraciones…, y de paso nos gustaría cotillear sobre tus intimidades, si es que te sobra tiempo.

¿Es verdad que estarás en la Documenta de Kassel en el 87?

¿Es cierto que el Pompidou te ha invitado para la muestra “L’Object du Fin du Siècle”?

Nos gustaría verte algún día… pero sin copas. Donde quieras. Mejor en tu casa o en nuestro estudio. Te vamos a dar la paliza durante varias semanas, así es que piénsatelo bien.

No pienses siquiera meter mano a la maqueta y apechuga con lo que salga. Si aún así piensas que vale la pena enseñar tus trapos nos llamas.

Chao, un beso.

(DIRECTORIO por Juli Capella y Quim Larrea)